Adaptabilidad y determinación durante el tiempo de coronavirus

by Ralph Ables, LMSW, NGPG Social Worker
¿Cómo han cambiado nuestras vidas en tan poco tiempo? Hace unos pocos meses estábamos saliendo a comer, festejando con amigos y yendo al trabajo o a la escuela. Había días jugando en el parque, yendo al cine y celebrando las fiestas. Pero hoy en día, grandes partes de nuestras vidas han cambiado completamente debido a la pandemia del coronavirus (COVID-19). Muchos se han quedado sin trabajo o están trabajando menos horas, los niños están fuera de los colegios y todos estamos practicando el distanciamiento social o hasta quizás la cuarentena. ¡Esto sí que es un tiempo difícil!

¿Pero alguna otra vez en tu vida has pasado por un tiempo difícil? Quizás hiciste un viaje largo sin saber cuanto iba a durar o comenzaste un trabajo duro sin saber bien como hacerlo. ¿Cómo hiciste para atravesar esas otras dificultades? ¿Qué estrategias o características te sirvieron bien durante esos días? Aunque quizás no lo sepas, probablemente ya conoces mucho acerca de la adaptabilidad y la determinación.

Hace mucho tiempo, cuando yo tenía diez años y vivía en la Argentina, viajé con mi familia a un campo para pasar unas semanas durante el verano. Una tarde, mi familia se juntó con varias otras familias que estaban allí y todos decidimos ir a la pequeña ciudad que quedaba a unos 20 kilómetros del campo. La idea era de salir a comer y a pasear un rato. Yo me subí al carro de la familia de un amigo y allí fuimos todos a pasarla bien. Comimos en un lindo restaurante, pasamos por una heladería, y luego los niños fuimos a un salón de videojuegos a jugar. Yo me habré perdido en un videojuego por un largo tiempo porque, cuando finalmente miré para ver donde estaban mis amigos, todos se habían ido. Busqué de nuevo en la heladería y en el restaurante, pero no pude encontrar a ninguna cara conocida. Después de recorrer las veredas de la pequeña ciudad unos minutos mas, me di cuento de lo inescapable: todos se habían ido de vuelta al campo y se habían olvidado de mí.

Afortunadamente, me acordaba bien del camino para volver al campo, así que me puse a caminar. Después de unos quince minutos caminando, empecé a dejar atrás a los edificios de la pequeña ciudad. En unos treinta minutos más, las luces de la ciudad empezaron a desvanecer y la plena oscuridad de la noche campesina se hizo sentir como una presencia absoluta. Me enfoqué en nada más mis pies y los pasos que daba. Noté que la luz de la luna me iluminaba los pasos lo suficiente para poder ver. Empecé a cantar una canción repetitiva. Dejé de pensar en la distancia que tenía que caminar y me concentré nada más en mis pasos y en las palabras de la canción. Así pasó una hora y luego dos. Un paso a la vez pasaron cuatro o cinco horas y finalmente llegó el momento en que pude ver a las pequeñas casas que formaban el campo donde estaba mi familia. Entré en la cabaña de mi familia, habrá ya sido las dos o tres de la mañana, y caí agotado en mi cama.

De vez en cuando me acuerdo de esa noche y de la adaptabilidad y la determinación que tuve a esa joven edad. Desde esa noche, en mis cuarenta y cuatro años, he pasado por muchísimas dificultades, algunas por mi propia culpa, otras no. Pero la experiencia de esa noche me ha servido como un recuerdo de la fuerza interior que tengo y de lo que necesito hacer para poder sobrepasar cualquiera dificultad: conocer el camino y enfocarme en un paso a la vez.

Seguramente tu también has pasado por una experiencia difícil que te resalta de la memoria. ¿Qué lecciones te enseñó esa experiencia? ¿Qué aprendiste acerca de ti mismo que quizás te podría servir muy bien en el día de hoy? ¿Tienes fuerza, resistencia, determinación, adaptabilidad y ganas de vivir la mejor vida que puedas para tu y tu familia? ¡Yo creo que sí!

Y afortunadamente ya conocemos el camino. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades es un excelente recurso para las mejores medidas de prevención contra el coronavirus. Un guía detallado y simple se puede encontrar en la página de web: https://espanol.cdc.gov/enes/coronavirus/2019-ncov/prevent-getting-sick/prevention.html

Así que ya conocemos el camino. Ahora nada más hay que enfocarnos en los pasos y mantener esa misma actitud de adaptabilidad y determinación que nos ha ayudado tanto en otros tiempos difíciles. ¡Sé que podremos sobrepasar este tiempo de coronavirus! Y también creo que ya tenemos todo lo necesario para poder hacerlo. Lo aprendimos hace muchos años.